ATD_noticias

En el día a día de las bibliotecas pasan muchas cosas que los bibliotecarios debemos de gestionar, atender a los usuarios, catalogar las adquisiciones, organizar el club de lectura… ¿está el marketing entre ellas?

Es importante tener en mente el marketing para promocionar los servicios que ofrecemos y que todo el esfuerzo que realizamos desde la biblioteca se expanda y llegue al máximo de usuarios. Por ello, en este artículo vamos a comentar 7 claves para hacer un marketing sencillo desde la biblioteca, que podemos incorporar fácilmente entre nuestras tareas diarias y algunos consejos, especialmente orientados al marketing digital.

Comienza con un Blog

En muchas ocasiones, las bibliotecas no cuentan con una web propia en la que poder actualizar fácilmente, quedando reducida la comunicación con el usuario digital a las redes sociales, que siempre son cambiantes y no forman parte de nuestro control. Por ello, crear un blog puede ser una solución para poder contar a los usuarios, de una manera más desarrollada y cercana, las novedades que están pasando en nuestra biblioteca. Y de paso, posicionarnos en buscadores y ganar visibilidad.

¿Cuándo actualizar tu blog?

No olvides hacer un calendario editorial, de este modo, se publicará con una frecuencia adecuada y no nos dejaremos ningún tema en el tintero (novedades editoriales, eventos, especiales temáticos, etc.). Una buena frecuencia puede ser publicar, al menos, un post semanal o cada quince días, así a final de año nuestra bitácora contará con unos 40-50 artículos, ¡nada mal!

Gestión de materiales especiales y tratamiento del libro antiguo en bibliotecas

Aprovecha el potencial de Youtube

Tener un canal de Youtube es cada vez más sencillo y podemos alimentarlo con vídeos de diferente temática: grabaciones de los eventos que sucedan, entrevistas a nuestros invitados, e incluso, podemos convertirnos en youtubers contando las novedades editoriales de la biblioteca, respondiendo a preguntas frecuentes o aquello que consideremos de interés.

¿Sabías que Youtube es el 2º buscador más usado en el mundo? Llegaremos a público de todo el mundo y nuestra comunidad nos percibirá de un modo más cercano y moderno. ¿Te atreves? Sólo hace falta un móvil con cámara y muchas ganas, aunque si cuentas con un equipo audiovisual, puedes hacer cosas tan chulas como esta:

Aparece en Google Maps

El posicionamiento local de las bibliotecas es obligatorio si queremos que nuestra comunidad más cercana nos encuentre cuando está navegando en Google Maps o buscando activamente una biblioteca a la que acudir en Google.

En muchas ocasiones veremos que nuestra biblioteca ya aparece en Google Maps, ¿pero tenemos el control de esta ficha? Darse de alta o reclamar un perfil en Google MyBusiness es muy sencillo y, de este modo, podremos también aprovechar las funcionalidades de esta plataforma para anunciar los eventos que tengamos, novedades y también charlar con los usuarios a través de las Preguntas y Respuestas, así como, respondiendo a sus comentarios y puntuaciones:

 

¿No será mejor contar con una biblioteca con muchas reseñas y comentarios positivos? 

Si tu biblioteca es muy activa y quieres dar a conocer todos los eventos que se celebran en la misma, puedes darte de alta en páginas como Eventbrite o Ticketea y aparecer en búsquedas relacionadas con el ocio de tu barrio.

Ten presencia en Redes Sociales

Las ya conocidas redes sociales son una alternativa más para contar el día a día de la biblioteca. Estar en Facebook, Instagram o Twitter es muy recomendable para que los usuarios estén al día de tus novedades y te compartan sus dudas, preguntas y sugerencias. De esto hay mucho escrito y te recomendamos que sigas el blog de Julián Marquina para estar al día sobre novedades y recomendaciones sobre la gestión de comunidades online de las bibliotecas.

Servicios makers en bibliotecas: qué, cómo y por qué

Ofrece contacto por WhatsApp

Si hay una app donde los usuarios españoles pasan más tiempo, esa es WhatsApp. Ofrecer este canal para que los usuarios de la biblioteca puede ser un acierto, sobre todo si  pensamos en aquellos que no tienen redes sociales o que están más acostumbrados a mandar mensajes que a llamar. Podemos usar WhatsApp como un servicio típico de atención al cliente, pero si además nos ponemos creativos, podemos usar esta app para llevar a cabo listas de difusión de noticias sobre la biblioteca, anunciar sobre novedades a los miembros del club de lectura o cualquier otra actividad que realicemos o para recibir las propuestas de los participantes en sus concursos/encuestas que lancemos.

Envía una newsletter mensual

El e-mail marketing es una de las herramientas más útiles con las que contar a los socios de la biblioteca que nos facilitaron su correo electrónico todas las novedades de la biblioteca. Estos envíos son un buen momento para recordar los últimos artículos del blog, concursos de redes sociales, agenda y novedades editoriales.

¿Cómo hacer una newsletter efectiva? Herramientas como Mailchimp hacen de esta tarea algo sencillo, ofreciendo plantillas adaptadas a dispositivos móviles y permitiendo importar todos los contactos en cómodos pasos. Además, cuentan con una versión gratuita para bibliotecas con bases de datos que no pasen de los 2000 suscriptores.

Regala merchandising

Regalar merchandising es algo que el usuario suele agradecer, desde puntos de lectura a bolsas de tela o libretas exclusivas. Podemos personalizar el merchandising con el nombre de la biblioteca o con otro motivo, por ejemplo, con un haiku en el mes de la poesía o con la foto ganadora del último concurso en redes sociales.

Rizando el rizo, es un buen momento para unir este detalle con alguna de las acciones que hemos mencionado. Por ejemplo: si un usuario deja una reseña en Google Maps o nos deja un comentario en el blog: le regalamos una bolsa de tela, una libreta o lo que hayamos decidido ofrecer. Sí, esto suena a gamificación, y de estas acciones sabe mucho Ana Ordás.

Sonríe

De nada vale que hagamos cualquiera de las ideas mencionadas si el usuario no se encuentra una sonrisa detrás del mostrador cuando viene a la biblioteca. Una actitud agradable y al servicio del usuario va a ser nuestra arma más poderosa en el marketing bibliotecario. Recomendar lecturas, recordar los eventos que están programados, invitar al club de lectura, a seguir a la biblioteca en redes… el trato offline, el de toda la vida, va a ser lo que refuerce todas las demás acciones que realicemos y que fidelicen al usuario que pisa nuestra biblioteca. ¡Y lo mejor es que es gratis!

Irene Blanco: Documentalista, apasionada de Internet y de la cultura digital. Comenzó su trayectoria profesional en el mundo de la Información y Documentación -archivos, bibliotecas y centros de documentación- siempre aproximándose al entorno web y al márketing, lo que le llevó en 2008 a dedicarse profesionalmente al SEO, SEM y Social Media en diferentes agencias. Actualmente es consultora freelance de marketing digital y blogger en Biblogtecarios.